Si estás planeando un viaje a algún lugar del mundo donde puedas hacer buceo, me gustaría recomendarte que aproveches la ocasión para certificarte.

Bucear es una experiencia única. Si nunca lo hiciste, creo que la mejor descripción que podría darte es que se debe sentir muy similar a flotar en el espacio. Llega un momento en el que te olvidas que tenes el equipo puesto y te absorbe la experiencia en su totalidad: el silencio, los colores, el desplazamiento, los animales.

Y como nadie nace sabiendo bucear, vas a tener que aprenderlo. Muy parecido a como sucede cuando aprendemos a manejar un auto; al principio se atraviesa un período donde estamos más preocupados por mover la “maquinaria” (tanque, aletas o el auto en el ejemplo de la conducción) que por el entorno en sí. Pero una vez superada esa etapa, todas las tareas que tengan que ver con desplazarte con el equipo y mantener la flotabilidad se van a automatizar y vas a poder disfrutar al máximo de tu experiencia submarina

OK, pero…¿hace falta certificarse?

A la hora de contratar una excursión de buceo, son pocas las alternativas que cualquier centro de buceo serio puede ofrecerte: o haces un buceo de bautismo, o te limitas al snorkeling.

Los buceos de bautismo están diseñados para explicarte brevemente los conceptos básicos, darte algo de práctica en aguas confinadas (por lo general, una pileta de natación) y luego llevarte a bucear a algún lugar cercano y no muy profundo donde vas a poder tener una “probada” de este mundo. Las desventajas son que vas a tener que hacer este mini-curso cada vez que quieras hacer una inmersión en algún lugar nuevo, y que te va a terminar saliendo más caro a la larga y no vas a conocer lugares tan interesantes.

Entonces, asumiendo que te vas de vacaciones a algún lugar interesante para el buceo, podes aprovechar para certificarte y obtener unos cuantos beneficios como por ejemplo:

  • Para certificarte vas a tener que hacer unas cuantas inmersiones, con lo cual podes aprovechar para conocer la biodiversidad del lugar sin pagar excursiones extra
  • La mayoría de certificaciones no vencen
  • Dependiendo del destino, puede ser mucho más barato certificarte en el destino al que te estás yendo de vacaciones que en tu ciudad
  • Siguiendo con lo anterior, suele ser mucho más lindo bucear en tu destino vacacional que en tu ciudad (a no ser que vivas en el Caribe, por ejemplo)
  • Vas a poder contratar excursiones de buceo en cualquier Dive Shop, con acceso a lugares increíbles donde solo te lo van a poder ofrecer legalmente si estás certificado

Tipos de certificaciones

Existen muchas agencias certificadoras de buzos alrededor del mundo, pero la más grande y aceptada es PADI y es la que te recomiendo que uses.

PADI ofrece muchos tipos de cursos y certificaciones, que van desde el Open Water Diver que es la certificación ideal para empezar hasta certificaciones más específicas como las de buceo en cavernas o de aventura.

Vamos a enfocarnos en la certificación de Open Water Diver, que te va a permitir alquilar equipo de buceo y hacer excursiones en cualquier parte del mundo donde reconozcan tu carnet PADI (prácticamente, en todos lados)

Proceso de certificación

Para certificarte como Open Water Diver, los únicos pre-requisitos son que tengas técnicas de natación adecuadas y estar en buen estado físico de salud en general. No es necesario ningún tipo de experiencia previa de buceo.

El proceso consta de 3 partes: desarrollo de conocimientos, práctica en aguas confinadas y práctica en aguas abiertas.

1. Desarrollo de conocimientos

Esta es la parte teórica de tu certificación, y es fundamental que te lo tomes muy en serio y lo estudies a fondo. Respirar aire comprimido bajo una columna de agua importante por encima de nuestra cabeza no fue para lo que nuestro cuerpo fue diseñado, y es importante que entiendas todos los recaudos y particularidades que implica esta actividad.

Lo mejor: ¡esta parte se puede hacer online!

Lo que te recomiendo es que acortes los tiempos de la certificación al completar la parte teórica antes de llegar a tu destino vacacional. De esta manera, cuando llegues a la escuela de buceo que hayas elegido para certificarte solo deberás completar las partes prácticas, ¡que son las más divertidas!

2. Práctica en aguas confinadas

Esta es la primer parte práctica de la certificación, donde vas a familiarizarte con tu equipamiento y vas a poder poner en practica en una pileta de natación todos los conceptos teóricos que estuviste viendo.

Básicamente se cubren conceptos de como ponerte y quitarte el equipo, como calcular el peso para tu cinturón, como ponerte y quitarte la máscara bajo el agua, “perder” y recuperar el regulador, etc. Las aguas confinadas son ideales para familiarizarse con estas prácticas porque no tenes desafíos adicionales como la marea, la visibilidad ni obstáculos en el entorno. Tu instructor va a estar en todo momento a tu lado ayudándote a que domines estos conceptos y vayas ganando confianza en tus habilidades progresivamente.

3. Práctica en aguas abiertas

Ahora sí, ¡a bucear!

En esta etapa de la certificación es donde se pone en práctica todo lo que aprendiste (mientras disfrutas de la experiencia de bucear en lugares increíbles). Básicamente, vas a hacer algunas inmersiones en lugares distintos practicando las maniobras que hiciste en la pileta y posiblemente algunas más.

Vas a practicar también como tomar nota en tu diario de buceo de las inmersiones que vas haciendo, y como hacer los cálculos de profundidad máxima y duración que viste en la parte teórica. Hoy en día existen relojes y aplicaciones que hacen estos cálculos de manera automática y requieren muy poco conocimiento de parte del usuario para operarlos, pero es importante que entiendas al menos para certificarte como funciona todo y como hacer estos cálculo a mano (te van a pedir que lo sepas para darte la certificación).

Y eso es todo. Luego de esta etapa, vas a hacer el papeleo y si todo salió bien te van a dar tu carnet de Open Water Diver con el que vas a poder contratar excursiones de buceo en todo el mundo.

Cualquier duda adicional que tengas acerca de la certificación, no dudes en dejarme un comentario abajo o ponerte en contacto con PADI directamente.

 

Bienvenido al fascinante mundo de la exploración submarina, ¡espero que te diviertas mucho!