Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil

Hoy te traigo una teoría que ha generado mucha polémica en el ámbito científico, para que empieces a despertar al filósofo que llevas dentro: La Teoría de las Inteligencias Múltiples, de Howard Gardner.

Al final podes dejarme tu opinión al respecto, y de paso practicás el proceso de toma de decisiones para tomar una posición a favor o en contra.

Teoría de las inteligencias múltiples

Esta teoría postula que el concepto de una única inteligencia, que va incorporando diferentes conocimientos y capacidades con el tiempo, no tiene sentido. Y que por consiguiente, la métrica por excelencia que siempre se usó para medir la inteligencia (el coeficiente intelectual) quedó obsoleta.

Lo que dice Gardner es que existen muchos tipos de inteligencia, que se relacionan entre sí, y que la capacidad de una persona de desarrollarlos depende principalmente de factores biológicos, del contexto de tu vida personal y de factores culturales o históricos. Esto explicaría, por ejemplo, porque un niño puede tener dificultades para aprender matemática pero al mismo tiempo ser sumamente talentoso para los deportes.

Los 8 tipos de inteligencia

Estas son los principales tipos de inteligencia según la teoría de Gardner:

Lingüístico-Verbal. 

Consiste en el dominio del lenguaje en todas sus expresiones: escrito, oral y leído. Al dominar este tipo de inteligencia, las personas tienen un proceso mental mucho más ordenado y claro, agilizando así la mente.

Por otro lado, mejora 2 habilidades sumamente importantes para roles de liderazgo: la negociación y la motivación de personas.

Lógico-Matemática

Capacidad de conceptualizar las relaciones lógicas entre las acciones o los símbolos.

Las personas que desarrollan este tipo de inteligencia son excelentes para planificar, organizar y ejecutar planes de manera ordenada y eficiente. Son también excelentes constructores, encontrando relaciones entre conocimientos de distintos campos para crear objetos y procesos novedosos.

Visual-espacial

Capacidad de reconocer objetos y hacerse una idea de sus características.

El desarrollo de esta inteligencia permite al individuo visualizar y generar imágenes mentales precisas del mundo que lo rodea. Esto es especialmente útil para artistas e inventores, porque pueden modelar en su mente objetos que aún no existen.

Una vez que diseñan la obra en sus mentes, proceden a crearlos en el plano físico como si estuviesen armando un rompecabezas del cual conocen perfectamente el aspecto que debe terminado.

Musical

Capacidad para poder producir una pieza musical.

Esta es una capacidad artística que yo personalmente admiro mucho. La música es un lenguaje universal, capaz de generar emociones profundas y cambios repentinos en los estados de ánimo aún en niños que no conocen la mecánica de los instrumentos.

Corporal-Kinestésica

Capacidad para coordinar movimientos corporales.

Se trata de la capacidad de “crear” con el cuerpo, y de expresarse artísticamente a través de él. Se trata del tipo de inteligencia que está desarrollada más visualmente en deportistas de alto rendimiento y bailarines, pero puede estar desarrollada mucho antes de llegar a ese nivel.

Intra-personal

Habilidad de conocerse profundamente a uno mismo.

Este es el tipo de inteligencia más relacionada a este blog. Las personas que tienen la inteligencia intra-personal desarrollada correctamente, tienen la capacidad de gestionar su mente y sus emociones de manera saludable.

Si bien estas personas tienen una inteligencia emocional generalmente muy desarrollada, esto no es observable para el exterior sin el desarrollo del tipo de inteligencia inter-personal y/o lingüistica para manifestarlo.

Inter-personal

Habilidad para relacionarse y llevarse bien con otras personas.

Este tipo de inteligencia es fundamental para el liderazgo, y puede aprenderse como cualquier otra. Permite leer las intenciones ocultas en otras personas, interpretar el inconsciente y el lenguaje corporal.

Es una habilidad muy importante también para trabajar con la empatía, y poder ayudar a los demás a enfrentar sus miedos y desafíos a partir de ponerse genuina y completamente en el lugar del otro.

Naturalista

Sensibilidad hacia el mundo natural.

Hay personas con una sensibilidad particular para observar el mundo que los rodea. Si bien todos aplicamos esta inteligencia al observar un pájaro o una planta, las personas que verdaderamente desarrollan esta inteligencia van mucho más allá en su capacidad de analizar y clasificar la flora y fauna (que luego puede ser usado tanto en esfuerzos conservacionistas como dedicados a la caza).

Conclusión

Uno de los descubrimientos más valiosos en el proceso de descubrirte a vos mismo es el de entender tus fortalezas y áreas de oportunidad (no me gusta llamarlas “debilidades”).

La manera más eficiente de mejorarte a vos mismo y agregar valor en el mundo, es refinando tus virtudes y fortalezas. Esto es porque una vez que identifiques lo que te hace único y para lo que sos bueno, ya habrás recorrido la mitad del camino hacia dominarlo completamente.

Si tenés una facilidad innata para los deportes, el camino hacia ser un excelente matemático seguramente sea más largo que el de convertirte en un excelente deportista. En un caso arrancás de cero, y en el otro haces un uso inteligente de lo que naturalmente trajiste al mundo o que fuiste puliendo en el pasado para aprovechar esa ventaja.

Por eso, te recomiendo que evalúes en que tipo de inteligencia sos particularmente fuerte (podes hacer un FODA personal para averiguarlo) y que trabajes a diario para hacer crecer ese aspecto de tu persona.

Es muy probable que te sorprendas el día en el que los demás te empiecen a ver como un referente, y seas la persona a la que acuden para buscar consejos.


¿Estás de acuerdo con esta teoría?